La cerámica ha sido un material que nos ha acompañado en nuestros hogares desde tiempos inmemoriales debido a sus ventajas. Seguridad o resistencia son algunas de sus características que hacen que sea un material perfecto para utilizar tanto en pavimento como en revestimiento.

Este material milenario, se ha ido perfeccionando con el paso de los años hasta alcanzar la excelencia. Ningún otro elemento aúna mejor la funcionalidad y la belleza, por lo que la cerámica es perfecta para sustituir a otros materiales.

Ventajas de la cerámica

Veamos a continuación algunas de sus ventajas más importantes:

  • Seguridad: Al ser un producto inerte, bajo ninguna circunstancia emite sustancias tóxicas ni humos dañinos en caso de incendio. Tampoco se deforma ni lamina.
  • Saludable: Desde la antigüedad, por sus características higiénicas, se ha utilizado para contener alimentos, agua o vino, así como para elementos de aseo personal.
  • Fácil de limpiar: Dada su resistencia y su salubridad,no necesita un mantenimiento especial. Basta con los productos tradicionales de limpieza para repasar las superficies.
  • Ignífuga: No se quema: es uno de los pocos materiales que resiste al fuego, incluso en contacto directo con las llamas. Tampoco se derrite ni se deforma con el calor.
  • Respetuosa con el medio ambiente: Las materias primas que conforman la cerámica son elementos básicos, como la tierra o arcilla, el agua y el fuego.
  • Acogedora: Su resistencia a los cambios de temperatura y a la humedad, así como su buena conductividad del calor, garantizan el confort térmico en el hogar.
  • Acomodable a tu gusto: Hay infinidad de revestimientos cerámicos, con variedad de colores, texturas, decorados…Y los acabados te permiten personalizarlos.
  • Resistente: No se deforma ni se ve afectada por cambios bruscos de temperatura, aunque se produzca una helada. También aguanta los químicos más agresivos.
  • Duradera en el tiempo: La cerámica no envejece, ya que es indeleble a cualquier agente. Incluso bajo las inclemencias del tiempo, permanece como nueva.

Cerámica, un material muy versátil

La cerámica también destaca por ser un material muy versátil que puede ser utilizado para todo. Veamos algunos ejemplos.

Espacios concurridos

No presenta desgaste por el tránsito peatonal intenso, por lo que es adecuada para su uso en locales comerciales u oficinas.

Espacios exteriores

Resiste a las inclemencias atmosféricas, del frío al calor, pasando por la humedad y la lluvia. Además, puede colocarse sin adhesivos sobre la hierba, la grava o la arena, consiguiendo un efecto antideslizante.

Para fachadas

Es perfecta en fachadas ventiladas que optimizan el confort térmico de los edificios. Dada su durabilidad, puede pasar años sin restaurar.

Zonas húmedas

Nos referimos a sus prestaciones Antislip, pero también a las antibacterianas. Puede cubrir superficies en contacto con el agua, como una piscina o un spa, por su resistencia a los aditivos y los agentes químicos de limpieza.

Suelos radiantes

Gracias a su buena conductividad del calor, potencia la labor de los sistemas de calefacción radiante en cualquier tipo de estancia, ya estén en los suelos o las paredes, logrando una sensación de confort térmico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here