Queda poco para la vuelta al cole. El verano ya ha quedado atrás y ahora llega un nuevo inicio de curso. Son fechas de preparativos, nervios y todo tipo de compras. Pero todo esto también se lleva al hogar. El comienzo de la temporada escolar puede ser una excusa perfecta para dar un nuevo aire al cuarto de los niños y, sobre todo, al escritorio: la mesa de trabajo donde llevarán a cabo cada día sus deberes y demás tareas del colegio. Un espacio en el que ahora también es posible dibujar y dar rienda suelta a la creatividad. ¿Pintar en el escritorio? ¡Sí, es posible!

Para crear este agradable ambiente, Bruguer ofrece tres opciones llenas de color: sus pinturas a la tiza Chalky Finish;sus esmaltes Acrylic Multisuperficie, ideales para madera, metal o plástico; y su pintura efecto Pizarra.¡Atrévete con ellas y sorprende tus hijos!

Escritorios de estilo vintage

La gama Chalky Finish de Bruguer es una pintura muy fácil de utilizar, ya que se puede aplicar de manera directa sobre los muebles. Chalky Finish de Bruguer se presenta en un total de 24 colores, desde tonos pastel y empolvados hasta otros como el blanco antiguo, el crema, el piedra o el gris invernal; sin dejar de lado colores más vivos e intensos, como el turquesa, el violeta o el verde menta. Todas están tonalidades transformarán el escritorio de los niñosen una atmósfera llena de alegría.

Además, al tratarse de pintura al agua, apenas deja olor, por lo que resulta muy cómoda y saludable. Su gran poder de cobertura en una sola capa y su acabado ultramate aseguran un resultado fantástico,que también se puede mejorar con las ceras, lacas y acabados decorativos que incluye la gama. Finalmente, y para los alérgicos a la brocha, Chalky Finish de Bruguer está disponible en spray.

Escritorios que se pueden lavar

Otra excelente opción para crear el escritorio perfecto es la pintura Acrylic Multisuperficie de Bruguer, con la que, en apenas dos capas, se puede lograr un acabado mate, satinado o brillante de alta durabilidad, y en infinidad de tonalidades: mostaza, lila claro, rosa pastel, moka, menta… Es un esmalte base agua sin olor, que se seca rápidamente. Además, se puede aplicar también a multitud de superficies, como madera, metal, plástico y objetos de tela.

La pizarra de clase en casa

Finalmente, cabe mencionar la Pintura de Pizarra de Bruguer: un complemento perfecto para el escritorio de los niños. Esta pintura mate al agua carece también de olor, y se seca de forma rápida, transformando cualquier superficie de madera, plástico, metal, yeso… Así, los más pequeños pueden realizar todo tipo de dibujos y hacer sus tareas como si estuviesen ante la pizarra de su clase. Una solución divertida y original que no deja rastro de tiza y que, además, es también ultralavable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here