Poco a poco estamos llegando al otoño y con él, el temible cambio de armario. Es hora de guardar la ropa de verano y sacar aquella que nos ayudará a protegernos del frío. Se trata de una tarea algo tediosa y que en ocasiones se complica mucho por la falta de espacio en los armarios. Tal llega la situación, que hay veces que encontramos en el fondo prendas que nunca nos hemos puesto al no estar a la vista. Para que esto no ocurra, es importante contar con un buen armario que ofrezca espacio para todo lo que podamos necesitar. Si estás pensando en cambiarlo, hoy os dejamos algunas claves para que su elección sea todo un éxito.

Disponer de suficientes baldas y cajoneras

Además de espacio para colgar nuestra ropa, es importante que el armario cuente con estanterías y cajones. De esta forma se podrá tener la ropa separada y clasificada. Para los más pequeños también hay opciones de almacenaje muy interesantes que combinan cajones con estanterías. Se trata de armarios con varios usos en los que no solo guardan la ropa sino también sus objetos personales como los libros, la tableta o sus muñecos.

El armario, siempre hasta el techo

Los muebles altos ofrecen más espacio de almacenaje. En la parte superior se pueden colocar de forma organizada las prendas que no son de temporada, de forma que cuando llegue el momento del cambio de armario será tan sencillo como bajar las que están arriba y subir las que están abajo.

Aprovechar los rincones

Estos armarios, permiten aprovechar cada centímetro de la estancia y se pueden personalizar gracias a combinar distintos módulos. Por ejemplo, uno para la ropa que debe ir colgada, otro con cajones y estanterías, un tercero para abrigos o vestidos largos y un cuarto módulo como librería.

Convertir el armario en un vestidor

Cambiar un viejo armario por un vestidor es tan sencillo como combinar distintos módulos y dejar el espacio abierto, sin puertas. “De esta forma la ropa y los complementos están a la vista lo que favorece el orden”, apuntan desde Menamobel.

Transformar una habitación en vestidor

Es muy habitual que en muchos hogares se dispone de un cuarto de invitados que a la hora de la verdad no se le saca mucho partido. Si es este tu caso, lo puedes utilizar para multiplicar el espacio de almacenaje. Estas estancias son ideales para oxigenar el dormitorio principal y darle más amplitud mientras se lleva toda la ropa, zapatos y complementos a esa habitación que se tiene vacía.

La clave del cambio de armario está en la organización y en saber aprovechar cada centímetro de espacio disponible.Además accesorios tan útiles como pantaloneros, corbateros o joyeros ayudaran a que sea más fácil tener todo en su sitio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here