Os presentamos 4 ideas y soluciones que te ayudarán a mantener la cerámica de tu hogar como el primer día, es muy sencillo.

cerámica de tu casa

Se trata de una serie de consejos prácticos que proponen cuidados de limpieza y mantenimiento de la cerámica para que se conserve con la misma estética que cuando se adquirió. Están incluidos en el folleto de cerámica y baño de BigMat.

La cerámica se ha vuelto indispensable para la decoración del hogar y en el mercado se pueden conseguir múltiples variaciones de colores y tamaños. Además, la variedad de modelos permite que se utilice de diferentes formas y en casi todas las habitaciones.

El revestimiento cerámico suele ser utilizado principalmente en la cocina y baño, estancias de mayor movimiento y acumulación de suciedad. En este caso, para minimizar los trabajos, se pueden tomar algunas medidas para disminuir la acumulación de la suciedad en el revestimiento de pared, como mantener el ambiente bien ventilado. Lo ideal es mantener una rutina de limpieza práctica y eficaz para evitar daños futuros.

1. Cuidados y limpieza después de una reforma

En la primera limpieza después de la reforma, hay que garantizar la completa limpieza de todos los residuos de obra, principalmente residuos del rejunte, que pueden quedar adheridos sobre la superficie del suelo, haciendo que el mismo quede con aspecto sucio.

Deben realizarse en un máximo de 14 días después de la aplicación del rejunte. Sigue los siguientes pasos:

  • Enjuaga el suelo para retirar todo el producto y los residuos de suciedad.
  • En caso de que optes por aplicar un producto específico para la limpieza, sigue las recomendaciones del fabricante.
  • Retira la suciedad acumulada con agua. No dejes que el producto se seque sobre el suelo. Si es necesario, repite el proceso.

2. Limpieza diario de la cerámica de tu casa

Para limpiar de forma eficiente, sigue los siguientes pasos:

  • Utiliza una solución de limpieza que contenga una cucharada de detergente o jabón neutro diluido en cinco litros de agua.
  • En el caso de utilizar cepillo o escoba, que sea de cerdas suaves para evitar arañazos.
  • Seca la cerámica con un paño seco para que no queden manchas.

3. Optimizando el proceso de limpieza del cerámico

  • Cuando ensucies, límpialo en el momento. No esperes a higienizar la cerámica después de algún accidente; esto puede comprometer la calidad del proceso de limpieza y hacer que se vuelva aún más complicado.
  • En caso de que permanezca suciedad impregnada sobre el producto, deja la solución de detergente y agua actuar sobre la pared o suelo durante unos minutos y frota con cepillo o escobilla de cerdas suaves.
  • No utilices lana de acero o productos similares, ya que pueden rayar, dañar y quitar el brillo de la cerámica o de su esmalte. Enjuaga bien con agua y seca con un paño limpio.
  • Pon alfombras en la entrada de las habitaciones, de esta forma, al entrar en casa, el suelo no se ensucia con tanta facilidad.
  • Ten cuidado al mezclar los productos y asegúrate de que son buenas opciones para tu cerámica.

4. Tipos de producto para tratar nuestros suelos

La utilización de productos no indicados puede ocasionar lo que llamamos ataque químico, dejando la superficie porosa y acarreando el surgimiento de manchas y opacidad en el suelo. Por lo tanto, utiliza productos adecuados y siempre ten en cuenta las recomendaciones del fabricante.

Este artículo ha sido posible a BigMat del que os compartimos un folleto de información de cerámica y baño, con sus colecciones de grifería, gamas de revestimiento cerámico, distintas series de pavimentos y sanitarios, muebles de baño y accesorios para renovar el estilo de la casa.

Además, BigMat facilita la renovación llevando la compra a casa, preparando el proyecto de decoración, asesorando sobre la reforma o  instalando cualquier producto adquirido. También ofrece condiciones ventajosas de financiación que permiten costear los proyectos hasta en 24 meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here