¿Pensando en decorar las paredes de tu salón y no sabes ni cómo empezar? No te preocupes, todos hemos pasado por eso. Para muchos, entre los que me incluyo, el hecho de poner algún elemento en la pared de la habitación principal de la casa le abruma. Más que nada por la presión de si, va a quedar bien con los elementos de la sala, me voy a cansar de verlo día sí día también, cual va a ser la disposición… Muchas dudas que parecen un mundo, pero que se disipan cuando te metes en faena. Créeme.

Por si andas con la imaginación un poco difusa, en este artículo te vamos a mostrar ideas graciosas y originales para la decoración mural de tu salón. Hemos optado por ideas divertidas para buscar la sorpresa y que así, siempre estés encantado con la decoración del salón. ¿Te interesa? ¡Pues vamos allá!

Foto divertida

¿No estás cansado de llegar a casa de alguien y que esté siempre la típica foto de pareja enamorada, o la de ese viaje tan fantástico, o la clásica de familia en plan equipo de fútbol en el salón? Yo sinceramente sí, por eso me dije que en mi casa nunca pondría ese tipo de imágenes. Por eso pensé en ideas alternativas, en ideas que impacten a las visitas, y una idea que vi en Internet, que me gustó y por eso os la recomiendo, es la de poner una foto divertida en el salón.

Ojo, no sirve cualquier imagen. Debe ser una imagen de grandes dimensiones y sin marcas de agua. La razón de esto es que hay que imprimir la imagen y necesitamos que tenga una buena resolución, y a poder ser, que no ponga de donde procede. Yo te recomiendo que navegues por bancos de imágenes gratuitos. Allí encontrarás imágenes grandes con buena calidad que puedes utilizar para el uso que quieras. Busca en la sección de las fotos graciosas, y pon la que más te guste en tu salón.

También puedes coger una imagen normal, sin ser graciosa, y editarla para tal fin con cualquier programa de edición de fotos. El cielo es el límite.

Caricatura

Esto es un clásico y siempre queda genial. Para el que no lo sepa, una caricatura es un retrato a mano que exagera o distorsiona la apariencia física de una persona. Si has ido a algún lugar turístico o masificado habrás visto a más de un caricaturista ofreciendo sus servicios. Sus servicios no suelen ser caros y tendrás un recuerdo para toda la vida. Eso sí, escoge uno que lo haga realmente bien. Te aconsejo que lo veas primero dibujar y que no te guíes por las fotos de caricaturas de famosos que suelen exhibir. Si te gusta, pídele que te haga una caricatura.

Una vez terminado, obtendrás el lienzo y podrás colgarlo en el salón de tu casa.

Portada de revista

Una idea que siempre queda bien es la de simular la portada de una revista contigo de protagonista. ¿Cómo hacer eso? Tampoco hace falta recurrir a un profesional para diseñar la portada de una falsa revista. Existen programas para diseñar portadas de revistas que te vendrán a las mil maravillas para esta tarea. Este tipo de programas son muy sencillos de utilizar. Simplemente hay que arrastrar los elementos que quieras agregar a la portada, como imágenes, gráficos y demás; y sacar tu lado artístico a la hora de agregar los textos y otras composiciones. Si no se te ocurre nada, simplemente coge una portada que te guste y reemplaza elementos. Es decir, cambia las imágenes por fotos tuyas, incluye textos graciosos, referencias a anécdotas…

Espero que estas ideas te hayan servido para la decoración de tu salón. Estas son nuestras propuestas, pero tú puedes tener otras muy distintas. ¿Qué te parece si nos las cuentas en la caja de comentarios?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here