Tras meses cerrados por culpa del coronavirus, los hoteles poco a poco van abriendo sus puertas, pero lo hacen de una forma muy diferente a lo que estábamos acostumbrados. La seguridad y la salud son aspectos primordiales, y para ofrecerlo a sus visitantes, han tenido que cambiar muchas cosas, sobre todo en las zonas comunes.

Es por tanto el momento de poner a prueba las exigencias de seguridad de los nuevos espacios hospitality, caracterizados por el continuo tránsito de personas y por los momentos compartidos entre comensales, huéspedes y demás clientes. A ello se suma que desde hace tiempo los hoteles dejaron de ser lugares únicamente para dormir y han pasado a ofrecer diferentes espacios transversales donde sus usuarios, estén alojados o no, puedan trabajar, reunirse, conversar o simplemente pasar un rato distendido. Sus zonas comunes ya están pensadas para un uso multifuncional y ahora deben adaptarse a la nueva normalidad.

Un nuevo reto: la socialización segura de los espacios comunes

Los espacios comunes son esos lugares en hoteles, incluso en otros espacios presentes en aeropuertos, centros de ocio o locales comerciales donde los usos se entremezclan para crear una nueva experiencia de usuario. Espacios convertidos en entornos colaborativos que van a tener que adaptarse a la nueva situación. Inspirados por conceptos como el co-working y el co-living, aportan experiencias y apuestan por la socialización de los usuarios. Ahora, deberán garantizar también más su seguridad desde el punto de vista sanitario.

Pensando en esta etapa post-covid19, los hoteles están ya adaptándose a esta nueva normalidad y adoptando medidas concretas, como marcar las zonas de espera frente a los mostradores, disponer mamparas fáciles de instalar y de limpiar.

Delimitar los flujos de personas en estos espacios de forma visual, diferenciar las entradas de las salidas y reducir tiempos de espera a través de la gestión online, junto con medidas específicas de desinfección e higiene, son una forma de reducir los contactos interpersonales. Pero también resulta interesante escoger opciones de equipamiento móviles de manera que el espacio pueda reconfigurarse en función de las necesidades que surjan, favoreciendo la versatilidad que demandan estos entornos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here