¿Te gustan los colores pastel? ¿Te gustan los tonos de la fruta? Bueno pues si es así te encantará este piso del distrito de Nagatacho, ubicado en Tokio. Solicitado por un par de aventuraros y diseñado por el gran Adam Nathaniel Furman, se caracteriza por sus hipnotizantes colores y por su luminosidad gracias a los HI-MACS® instalados en la cocina y en el baño.

El piso sandía, que así lo han apodado, cuenta con 160 metros cuadrados y se ubica en pleno centro de la capital japonesa. ¿Qué decir de este piso? Pues que es una auténtica delicia. Derrocha creatividad, colorido y aventura por todos los costados. Cada uno de sus rincones despierta los sentidos y celebra al vida doméstica diaria. En su interior, se combina una paleta de colores pastel, con una mezcla de materiales naturales y de tecnología de última generación, como la pícea y HI- MACS®. Además cuenta con un gran mundo interior gracias a su diseño abierto e interconectado.

Los propietarios del piso, una pareja mixta de jubilados japoneses y expatriados, que reciben con regularidad a huéspedes extranjeros, son dueños del piso desde la década de 1980, justo después de que terminara su edificación. Recientemente, decidieron renovar su vivienda de toda la vida para darle un giro y el encargo fue a parar a manos del diseñador Adam Nathaniel Furman, que destaca por su fascinación por las mezclas de colores y formas.

La distribución del piso era oscura e independiente, de techos bajos, con pequeñas habitaciones a lo largo de un extenso pasillo. Furman ha reorganizado el espacio para crear un vestíbulo de entrada y un pasillo corto que conduce a unos dormitorios individuales e iguales, tras los cuales el piso se abre a una gran zona de salón-cocina abierta, que consta de una gran isla de desayunos. El dormitorio principal y el baño privado se encuentran apartados de la zona del comedor, lo que proporciona flexibilidad en caso de que los propietarios quieran alquilar parte del piso. El uso del color para definir los espacios está omnipresente, y la combinación de materiales crea un espacio vital alegre y funcional a la vez.

Se han elevado los techos, lo que ha aumentado significativamente la altura en la mayoría de las estancias, a la vez que se ha creado un complejo paisaje de techos, en el cual las diferentes vigas están cubiertas con un papel pintado texturizado y blanquecino. Con la vista centrada en los colores de abajo, los cambios de nivel en el techo no desentonan.

La paleta de colores acogedores, a la par que ligeros y alegres, utilizada en toda el área, junto con los grandes espacios abiertos y las persianas, llenan de luz el interior.

Dominio del uso del color

«Originalmente, los propietarios se referían a la vivienda como el piso “chicle”, posteriormente cambiaron a denominarlo “sandía”. Pues se pueden apreciar los toques de verde, las rayas y los tonos cálidos que se convierten en rosas jugosos y carnosos», ha comentado el diseñador.

Muchas de las discusiones entre los clientes y arquitecto se convirtieron en conversaciones sobre los sentidos, los sabores y la comida. Furman pasó días con la pareja comprando materiales. «No sé cómo podría conseguir que los clientes participaran más activamente en la alegría de diseñar», ha dicho entusiasmado.

La elección de los colores y materiales para las zonas de cocina y baño fue uno de esos momentos: los propietarios eligieron tonos rosas y azules pastel translúcidos, de la colección Lucent de HI-MACS®, para todas las encimeras. «Si pones este material de piedra acrílica delante de alguien que disfruta con el colorido, caerá rendido.», ha explicado Furman.

«Quería trabajar con HI-MACS® desde hace ya un tiempo, pues me encantan las magníficas cualidades de transparencia y la audacia de sus colores. La primera vez que lo encontré fue cuando expuse mi obra en el Museo de Diseño como uno de sus diseñadores residentes y los zócalos en los que se exponía mi trabajo estaban realizados en HI-MACS®. Desde entonces, he querido recomendarlo siempre.

He elegido las tonalidades Lucent de HI-MACS® ya que encajaban perfectamente con el esquema de colores pastel suaves que he desarrollado para el piso, pero también aportaban una sensación de solidez y robustez que no era posible con otras superficies con las que había trabajado. Por eso, he proyectado los colores azul y rosa de Lucent, para crear grandes presencias escultóricas en el espacio que, en mi mente, son como una versión muy contemporánea, y mucho más sutil y suave, en el caso de los centros de mesa de mármol.»

Los colores Lucent de HI-MACS® son fundamentales a la hora de diseñar elementos de arquitectura contemporánea pues las sombras, con su translucidez excepcional, contribuyen a crear unos diseños espectaculares.

En este proyecto, los materiales son célebres por su atractivo y el potente efecto que tienen en la imaginación. Su uso es todo un experimento en el que el dominio del color, la textura, el material y la forma eleva los rituales diarios y las actividades comunes de los clientes a un espacio de deleite estético.

Este proyecto, de una estética inusual en el diseño contemporáneo, forma parte de los experimentos actuales de Furman sobre el uso del color en la arquitectura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here