Tanto los suelos, como las paredes cerámicas, cuentan con el poder de dotar de personalidad a una vivienda. ¿Por qué? Muy sencillo. Estos elementos de las colecciones cerámicas poseen motivos decorativos que exploran la creatividad y al haber tanta variedad, seguro que hay alguno que se adapta al 100% a tu estilo. Sin entrar en su valor estético, al hablar de cerámica, hablamos de un material que cuenta con innumerables beneficios como lo fácil que es de limpiar, su resistencia, su seguridad y su estabilidad frente a otros materiales.

A continuación, proponemos un recorrido por algunas de las tendencias en motivos cerámicos que más estamos encontrando en proyectos de interiorismo y decoración.

Atemporales

La característica especial de este estilo es la elegancia atemporal. Al margen de modas, los motivos clásicos se mantienen inalterables al paso del tiempo, conservando su atractivo y personalidad. Encontramos en las colecciones cerámicas una increíble variedad de patrones originales, geometrías clásicas, detalles florales y tonalidades neutras que permiten configurar la esencia de este estilo.

Geométricos

Los motivos geométricos son una opción atrevida para decorar con cerámica paredes y suelos y, al mismo tiempo, crean un efecto estético sorprendente y muy vistoso. Es posible crear un ambiente a partir de la suma de motivos o partiendo de un solo patrón geométrico.

Intimistas

Motivos empleados con su apariencia más sutil. Las baldosas rememoran la delicadeza del ganchillo o dibujan pequeños detalles, evocando los trabajos artesanales y las decoraciones más cuidadosas.

Botánicos

La decoración con elementos vegetales y florales nunca pierde vigencia. El verde es el color dominante, aunque se cuelan otros colores a través de motivos inspirados en la vegetación tropical entrelazados o superpuestos. En ocasiones, estos motivos pueden formar auténticas tramas o complejos arabescos.

Mandalas y mosaicos

Los motivos inspirados en las formas de los mandalas concentran el protagonismo de los espacios. Las geometrías de estas composiciones y la combinación de sus tonalidades atraen nuestra atención. Para una tendencia más minimalista, podemos inclinaros por los motivos neutros creados, en esta ocasión, con mosaico en blanco y negro y sin mezcla de texturas.

La variedad de motivos que podemos encontrar en las colecciones cerámicas nos permite jugar con la percepción visual y con la capacidad de las superficies cerámicas para lograr diferentes efectos. Así, experimentando con la colocación de piezas en un área concreta del suelo o de la pared conseguiremos un resultado exclusivo adaptado a nuestro gusto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here